Press release / Nov. 17, 2017

Donald Trump ganó millones vendiendo su nombre a un desarrollo en Panamá que se utilizaba para lavar dinero proveniente del narcotráfico – investigación de Global Witness

Lea el reportaje completo y las respuestas en el sitio web de Global Witness aquí.

El presidente Donald Trump ha ganado millones de dólares vendiendo su nombre a un desarrollo en Panamá que era utilizado para lavar dinero proveniente carteles de drogas latinoamericanos, según revela hoy una investigación de Global Witness.

Después de otorgarle la licencia para usar su nombre al Trump Ocean Club en 2006, Trump parece haberse hecho la vista gorda ante la fuente de los fondos de los compradores y los antecedentes de algunos de los corredores individuales (1). La investigación, Narco-a-Lago: Lavado de dinero en el Trump Ocean Club, Panamá, proporciona poderosa evidencia de que ganancias del narcotráfico provenientes de los cárteles colombianos fueron lavadas a través del Trump Ocean Club. Trump fue uno de los beneficiarios, ya que recibió un porcentaje de todas las ventas. Las revelaciones presidenciales de Trump muestran que todavía estaba ganando dinero de un contrato de administración para el Trump Ocean Club cuando asumió el cargo en 2017.

"Esto debe ser investigado. Donald Trump ha ganado millones gracias a un proyecto utilizado por los cárteles de droga latinoamericanos para lavar dinero. Los signos de advertencia estaban ahí para una persona de negocios responsable, pero parece que Trump no quería saber”, dijo Eryn Schornick, Asesora Principal de Políticas de Global Witness.

El Trump Ocean Club en Panamá fue uno de los negocios de concesión de licencias más lucrativos de Trump: las proyecciones iniciales indican que estaba listo para ganar $75.4 millones para el 2010. Fuentes cercanas al desarrollo lo describieron como “el bebé de Ivanka”, y confirmaron que la hija de Trump estaba a cargo general de la operación de licenciamiento para la Organización Trump.

El informe destaca varios signos de advertencia para el lavado de dinero en el proyecto, lo que debería haber dado la alarma a un empresario responsable que busca evitar ser asociado con dinero sucio. Panamá era un importante centro de lavado de dinero cuando Trump firmó el acuerdo de licencia y administración con el Trump Ocean Club en 2006. Las fuentes de Global Witness indican que muchas unidades se compraron en bloques, algunas ventas se hicieron con acciones al portador, y frecuentemente se usaron compañías de propiedad secreta, ocultando las identidades de los compradores.

La investigación también arroja luz sobre varios personajes dudosos que compraron unidades o sirvieron de intermediarios en transacciones en el Trump Ocean Club. Los involucrados incluyen:

  • David Murcia Guzmán, liberado de la prisión federal de Estados Unidos después de cumplir una sentencia de nueve años por lavar millones de dólares en fondos ilícitos, incluyendo ganancias provenientes del narcotráfico, a través de compañías secretas y bienes raíces
  • Alexandre Ventura Nogueira, socio comercial de Murcia Guzmán, quien afirma haber gestionado cerca de un tercio de las 666 ventas de unidades en pre-construcción en el Trump Ocean Club. Ventura Nogueira, quien ha enfrentado acusaciones de actividades criminales, incluyendo el fraude, fue fundamental para garantizar el despegue del proyecto y, por lo tanto, la capacidad de Trump para ganar decenas de millones de dólares.
  • Ventura Nogueira reunió un equipo de agentes y corredores para comercializar las unidades del Trump Ocean Club, a menudo dirigidas a compradores de origen ruso y de Europa del Este. Algunos de estos agentes han enfrentado serias acusaciones de actividad criminal.

Aunque se desconoce el alcance del conocimiento que Trump tiene de estos corredores y compradores, es muy probable que la Organización Trump tuviera derecho a recibir informes de ventas y exigir información sobre los compradores. Comprar bienes raíces de lujo a través de empresas de propiedad secreta es una forma bien conocida para los delincuentes ocultar el dinero que generan a través del delito y lavarlo para gastarlo sin escrutinio. Es un método probado y confiable utilizado por el crimen organizado, los cárteles de la droga y los traficantes de personas.

“Ahora que Donald Trump es presidente, su negocio es el negocio de la nación. Afirma ser duro con el crimen y las drogas, y sin embargo, ha ganado millones vendiendo su nombre a un desarrollo en Panamá utilizado para lavar dinero proveniente de las drogas”, dijo Schornick. “Estas nuevas revelaciones de negocios sin escrúpulos muestran que su retórica pública es engañosa e hipócrita”.

Global Witness hace un llamado a las autoridades del orden público correspondientes, incluyendo el Asesor Especial Robert Mueller (ver aquí), y los comités del Congreso (ver aquí y aquí) para investigar las alegaciones planteadas en este reportaje y, si corresponde, responsabilizar al Presidente Trump por sus acciones.

Otras recomendaciones de Global Witness incluyen:

  • Todos los países deben exigir a todas las compañías y fideicomisos que revelen, quién es que en el fondo los posee y los controla, y hacer pública esta información.
  • Todos los países deben exigir al sector inmobiliario que sepa quiénes son sus clientes y la fuente de sus fondos para garantizar que no se lave dinero sucio en el mercado inmobiliario.
  • Todos los países deben exigir a los abogados que realicen transacciones para sus clientes, incluyendo la compra y venta de bienes raíces y la creación de empresas, que sepan quiénes son sus clientes y la fuente de sus fondos.

Global Witness ha demostrado repetidamente cómo se han utilizado compañías secretas como vehículos para encubrir actividades ilícitas como la corrupción, el terrorismo y el lavado de dinero. Para más, vea aquí. Para conocer los hechos completos y respuestas relevantes de nuestra investigación, lea o descargue el reportaje completo a través del sitio web de Global Witness aquí.

/ ENDS

Contacts

Julie Anne Miranda-Brobeck, US Communications Manager

[email protected]

+1(202)365-2903

Andy Stepanian, US Communications

[email protected]

+1 631.291.3010

Ava Lee, Senior Communications Advisor, Anti-Corruption

[email protected]

+44 (0)20 7492 5869

General/out of hours media enquiries

[email protected]

+44 (0) 7912517127

Notes to editor:

  1. Aunque Trump y su familia no jugaron ningún papel en la venta de las unidades, apareció en varios eventos para promocionar el Trump Ocean Club y su corporación administró las propiedades residenciales después de la construcción.
  2. Global Witness protege los derechos humanos y el medio ambiente confrontando sin temor la corrupción y desafiando los sistemas que la permiten.
  3. Si algo en este documento no está claro, por favor consultar el texto inglés. En caso que haya inconsistencias entre las dos versiones, la versión inglesa deberá ser considerada como la versión de referencia.

Recent press releases