Blog / 6 Mar 2018

La protección de las personas defensoras del medio ambiente se ve fortalecida, ya que la ONU presenta una política histórica

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), presentó hoy una nueva políticapara la protección de defensoras y defensores ambientales, en la que se compromete a trabajar con gobiernos y empresas para mejorar la protección de aquellas personas que están en la línea de frente en la batalla por el futuro de nuestro planeta.

Al menos 197 personas fueronasesinadas en 2017 por proteger sus tierras, bosques y ríos de la embestida de industrias destructivas. Estas valientes personas, líderes comunitarias y activistas ambientales, se han visto en peligro por enfrentarse a grandes intereses establecidos, ya que los funcionarios públicos y empresariales no han podido protegerles. En algunos casos, incluso han sido cómplices de los ataques.

Esa es la razón por la cual resulta tan importante el compromiso del PNUMA de tomar medidas por sí mismo, y presionar a los estados y las empresas para que cambien sus prácticas.

Entre otros puntos, la política del PNUMA:

  • Se compromete a denunciar los ataques contra activistas y a impulsar la rendición de cuentas de los responsables, al mismo tiempo que realiza incidencia ante gobiernos y empresas en pos de una protección más eficaz;
  • Establece un Mecanismo de Respuesta Rápida a través del cual las y los activistas ambientales puedan informar casos de amenazas o ataques, de modo tal que el PNUMA pueda denunciar o tomar otras medidas de apoyo o protección;
  • Promete proporcionar apoyo legal y técnico, así como recursos, a sociedad civil, gobiernos, jueces y empresas para el apoyo y la protección de personas defensoras;
  • Lanza una campaña global para crear conciencia y estimular la acción sobre la protección ambiental, posicionando como central el papel de las personas defensoras del medio ambiente;
  • Anuncia una "ampliación" de alianzas con una amplia gama de actores de la sociedad civil, la ONU, los gobiernos y el sector privado.

Uno de los elementos más fuertes de la política es su reconocimiento de que, si bien los gobiernos son en última instancia responsables de la protección de las y los defensores del medio ambiente, las empresas también deben cambiar su comportamiento para que los activistas estén a salvo. El compromiso del PNUMA de aprovechar sus relaciones con una gama de actores, alentando una participación y acción empresarial más positiva, le da a la política un valor agregado real.

La Política es solo el último paso para fortalecer el marco internacional sobre las personas defensoras de la tierra y el medio ambiente, en respuesta a las graves y urgentes amenazas que ocurren en el terreno. En 2016 y 2017 el Relator Especial de la ONU sobre defensores de derechos humanos publicó, respectivamente, informes sobre la protección de los activistasambientales y las amenazas queenfrentan las y los defensores de derechos humanos que denuncian abusos empresariales, los cuales incluyen recomendaciones concretas para gobiernos, empresas e inversores.

El Relator Especial de Naciones Unidas sobre derechos humanos y medio ambiente también lanzó un portal de recursos sobre defensores ambientales, mientras que el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos actualmente está desarrollandouna guía para las empresas sobre cómo comprometerse, respetar y apoyar a las personas defensoras de derechos humanos.

Nadie debería temer por su vida solo por defender sus derechos y nuestro medio ambiente. Ya es hora de que los gobiernos y las empresas demuestren que tienen la voluntad de enfrentar esta crisis. Si se implementara adecuadamente, esta política del PNUMA debería darles aún menos excusas para no actuar.

La política del PNUMA, "Promover una mayor protección para las personas defensoras del medio ambiente", está disponible en línea en inglés, francés, español, chino, árabe ruso.

Ben Leather es encargado de campañas de Global Witness. Síguelo en Twitter en @BenLeather1

You might also like