forest global witness

Exportadores peruanos al descubierto - la evidencia en vídeo

Las cámaras encubiertas de Global Witness han grabado a exportadores involucrados en el mayor escándalo maderero del Perú hablando sobre cómo los documentos oficiales se falsifican para lavar madera extraída ilegalmente.

Filmadas durante una investigación encubierta de Global Witness, las grabaciones aquí presentadas contienen declaraciones de importantes exportadores de madera de Perú sobre la embarcación Yacu Kallpa que - en ruta desde la Amazonía a los Estados Unidos - fue detenida en México en 2016.

El caso Yacu Kallpa se convirtió en el mayor escándalo del sector maderero en la historia de Perú. Más del 96% de la madera a bordo fue declarada de origen ilegal.

En estas grabaciones - presentadas abajo en 15 vídeos -  aparecen representantes de tres de las empresas exportadoras involucradas en el caso: Corporación Industrial Forestal, Inversiones WCA y Sico Maderas. Global Witness sostiene que estos vídeos demuestran que ellos sabían, o podrían haber presumido, que su madera era ilegal, y que por tanto habrían cometido un delito.

De acuerdo con el artículo 310-A del Código Penal peruano, "el que adquiere, acopia, almacena, transforma, transporta, oculta, custodia, comercializa, embarca, desembarca, importa, exporta o reexporta" madera cuyo "origen  ilícito, conoce o puede presumir", se enfrenta a un máximo de siete años de prisión.

Leer el informe de Global Witness - "Compradores de Buena Fe": Cómo los Exportadores de Madera son Cómplices en el Saqueo de la Amazonía Peruana


EXPORTADOR 1:

Dante Zevallos, de Sico Maderas, describe el contexto en que tuvo lugar el escándalo del Yacu Kallpa. Admite que en Loreto la madera se extrae a menudo de áreas no autorizadas, y culpa de ello a las malas leyes y a la “burocracia”:


Dante Zevallos, de Sico Maderas, explica cómo la madera ilegal se lava mediante la compraventa de guías de transporte:


Dante Zevallos, de Sico Maderas, admite que su madera del Yacu Kallpa era “probablemente” ilegal. Ello, sin embargo, no le preocupaba porque tenía los documentos requeridos legalmente. Afirma que así operaban todos los demás exportadores:


Dante Zevallos, de Sico Maderas, describe los documentos requeridos legalmente como “artificios de legalidad” y afirma valerse de los mismos con “cero sentimiento de culpa":


Dante Zevallos, de Sico Maderas, admite que sabía que madera estaba siendo lavada y que tenía “miedo” de comprarla. Enfatiza que lo sabía incluso antes del escándalo del Yacu Kallpa:


Dante Zevallos, de Sico Maderas, explica cómo la mayoría de la madera del Yacu Kallpa se lavaba de manera ilegal usando documentos falsos. Según Zevallos, los exportadores compraban la madera a pequeños extractores forestales y se valían a continuación de guías para transportarla – guías que eran en realidad válidas solo para madera extraída de otros sitios:


EXPORTADOR 2:

William Castro, de Inversiones WCA, afirma que los documentos requeridos legalmente no garantizan el origen legal de la madera, incluso cuando los mismos están sellados por el gobierno:


William Castro, de Inversiones WCA, afirma que los gobiernos regionales a menudo establecen bosques locales, un tipo de área de extracción, para lavar madera ilegal, en particular la especie denominada cumala. Según la investigación de Global Witness, la mayoría de las exportaciones de Castro a bordo del Yacu Kallpa de noviembre de 2015 eran de cumala y provenían de bosques locales, según las guías de transporte forestal:


William Castro, de Inversiones WCA, describe un acuerdo al que afirma haber llegado con el gobernador regional, Fernando Meléndez, que Castro define como “parte de la corrupción”. Según Castro, la idea era que él procesaría madera para Meléndez, y, a cambio, el gobernador le ayudaría a liberar la madera de Castro detenida en México:


William Castro, de Inversiones WCA, admite que los planes de extracción, llamados por entonces "Planes Operativos Anuales", no se respetan:


William Castro, de Inversiones WCA, admite que su madera a bordo del Yacu Kallpa de noviembre de 2015 era “ilegal”, pero culpa de ello al gobierno regional:


William Castro, de Inversiones WCA, reconoce que también le “cagaron” cuando su madera del cargamento del viaje anterior del Yacu Kallpa fue detenida al llegar a los Estados Unidos en septiembre de 2015. Según la investigación de Global Witness, Castro exportó madera ilegal en la embarcación del Yacu Kallpa de noviembre que, de acuerdo a las guías de transporte, vino de las misma áreas de extracción de que sus exportaciones de septiembre. Esto ocurrió a pesar del hecho de que la madera de esas áreas había sido bloqueada en Houston:


EXPORTADOR 3:

Adam Andrews, de Corporación Industrial Forestal, admite que hay "mucha corrupción" y que los documentos requeridos legalmente y aprobados por funcionarios del gobierno no garantizan el origen legal de la madera:


Adam Andrews, de Corporación Industrial Forestal, afirma que los bosques locales se usan de manera regular para lavar madera ilegal, y que los planes de extracción incluyen ubicaciones de árboles falsas. Según la investigación de Global Witness, la mayoría de sus exportaciones a bordo del Yacu Kallpa de noviembre de 2015 provenía de bosques locales, según las guías de transporte forestal:


Adam Andrews, de Corporación Industrial Forestal, describe cómo la cumala se lava a través de concesiones forestales valiéndose los documentos requeridos legalmente, cuando dichos documentos deberían haberse empleado para madera extraída de otros sitios. Según la investigación de Global Witness, más de un tercio de sus exportaciones a bordo del Yacu Kallpa de noviembre de 2015 eran de cumala, según las guías de transporte forestal:


In this section