Falsified bosque locale

Report / Nov. 9, 2017

“Compradores de Buena Fe”

Cómo los exportadores de madera son cómplices en el saqueo de la Amazonía Peruana

Las investigaciones encubiertas de Global Witness desenmascaran a algunos de los exportadores más importantes involucrados en el escándalo maderero más grande del Perú – el barco Yacu Kallpa en su ruta desde la Amazonía hacia los Estados Unidos.

Las empresas involucradas en el escándalo Yacu Kallpa sabían o tenían razones para sospechar que sus exportaciones desde la Amazonía peruana eran ilegales, según las grabaciones encubiertas obtenidas por Global Witness publicadas hoy.

Ver nuestra evidencia en vídeo completa >>

Lea nuestro informe - “Compradores de Buena Fe”: Cómo los Exportadores de Madera son Cómplices en el Saqueo de la Amazonía Peruana (PDF, 3.27 MB) 




DOCUMENTOS FALSIFICADOS

La madera fue transportada desde la Amazonía en el Yacu Kallpa a finales de 2015, pero el barco fue después detenido en México, camino a los Estados Unidos. En última instancia, se encontró que más del 96% de la madera a bordo era ilegal.

Los principales exportadores argumentaron que la madera contaba con la documentación adecuada, pero en el Perú, donde la corrupción en el gobierno regional está fuera de control, tales documentos a menudo se falsifican y se usan para lavar madera extraída ilegalmente. Esto es lo que nuestras grabaciones encubiertas demuestran: que, a pesar de lo que afirmen públicamente, los exportadores son conscientes de que los documentos no garantizan el origen legal de la madera. 

Las grabaciones de Global Witness parecen ser las primeras en las que exportadores de madera en el Perú han admitido que los documentos a menudo se falsifican. Proporcionan una idea de la escala de la corrupción que permitió que aconteciera el escándalo del Yacu Kallpa.

EL YACU KALLPA

Un fiscal había intentado decomisar parte de la madera a bordo del Yacu Kallpa antes de que zarpara del Perú, como parte de una operación nacional e internacional en contra de la tala ilegal peruana sin precedentes, conocida como Operación Amazonas. El fiscal no logró su objetivo, permitiéndose al barco zarpar con todo su cargamento. Su posterior detención en México, junto con el bloqueo de entrada a los Estados Unidos del cargamento anterior, convirtieron al Yacu Kallpa en el mayor escándalo maderero de la historia del Perú. 

Contribuyó a las protestas en Iquitos y en otra ciudad, Pucallpa, donde la oficina de la agencia encargada de las inspecciones forestales (OSINFOR) fue atacada con una bomba incendiaria, y cortó la única ruta directa para la exportación de madera entre la Amazonía peruana y los Estados Unidos, ya que el Yacu Kallpa era el único barco que cubría dicha ruta. Bajo presión del sector empresarial de la madera, se modificó y debilitó la nueva ley que permitía a los fiscales decomisar madera, y el Presidente Ejecutivo del OSINFOR, Rolando Navarro, fue despedido y obligado a abandonar el país temiendo por su vida.

El notorio viaje del Yacu Kallpa desde la Amazonia peruana hacia los Estados Unidos


Toda la madera detenida en México fue posteriormente liberada a finales de 2016 a pesar de que el OSINFOR había demostrado su ilegalidad, según el medio de comunicación peruano OjoPúblico. En su artículo, alegan que la decisión fue tomada por las autoridades mexicanas sin informar a los fiscales peruanos, y tras haber estado sometidas a presiones de los sectores empresariales de la madera del Perú y de México.

CÓMO AFECTA LA MADERA ILEGAL A LA AMAZONÍA PERUANA

El comercio de la madera ilegal conlleva muchos y graves impactos para el Perú y en los peruanos, fomentando la corrupción y promoviendo la explotación e invasión de tierras y recursos de pueblos indígenas.  Además, contribuye a la deforestación no sostenible y a la degradación de la cuenca de la Amazonía – una fuente importante de emisiones de carbono causante del cambio climático – y, según informes, involucra o está conectada con asesinatos, trabajos forzosos, evasión de impuestos, prostitución, violaciones de derechos humanos, tráfico de tierras, narcotráfico y crimen organizado.    

Muchos miles de peruanos en la Amazonía dependen del comercio de madera para su subsistencia. Las operaciones ilegales o corruptas por parte de exportadores comparativamente más prósperos, aserraderos, funcionarios del gobierno, consultores forestales y otras empresas intermediarias o compradores exponen a estas personas a riesgos innecesarios e injustos, y a procesamientos y prisión potenciales, mientras que quienes en realidad se benefician quedan impunes.

NUESTRAS RECOMENDACIONES CLAVE

Las Fiscalías Especializadas en Materia Ambiental en Iquitos y otros dos lugares de la Amazonía peruana están en estos momentos investigando el cargamento del Yacu Kallpa de finales de 2015. 

En vista de las grabaciones encubiertas obtenidas por Global Witness, y junto con los demás argumentos presentados en nuestro informe, exhortamos al Ministerio Público a que:

  • Continúe investigando el cargamento del Yacu Kallpa de noviembre de 2015.
  • Entre los representantes de los exportadores que se están investigando, dé prioridad a evaluar si procesa a aquellos de las empresas que normalmente exportan las mayores cantidades de madera, tales como Inversiones La Oroza, Inversiones WCA y Corporación Industrial Forestal.
  • Investigue y evalúe si procesar a otros representantes de los exportadores que actualmente no están siendo objeto de investigación, como Dante Zevallos de Sico Maderas.
  • Entre los funcionarios del gobierno regional que están siendo investigados, dé prioridad a evaluar si procesa a aquellos que sigan ocupando cargos públicos.
  • Entre los consultores forestales que están siendo investigados, dé prioridad a evaluar si procesa a los que sigan pudiendo redactar y firmar planes operativos.
  • Investigue y evalúe si procesar a las empresas intermediarias en la cadena de suministro de la madera, tales como Agroforestal Requena, Aserradero Netrimac e Industrial Forestal Iquitos, ninguna de las cuales está siendo actualmente investigada.
  • Solicite al Ministerio de Economía y Finanzas que proporcione más recursos para continuar con las investigaciónes de la forma más efectiva posible.